Ecos del pasado – La física y los gigantes

titan2

Los gigantes suelen ser un tema común en el fantástico. Este artículo habla sobre la física implícita en el diseño de un cuerpo humanoide de dimensiones imposibles.

Los gigantes tienen muchos problemas asociados cuando se incluyen en una trama: por un lado tienes un personaje grande, enorme, que no cabe en una posada o en un vehículo corriente, que no puede jugar aventuras típicas y que necesita enormes cantidades de alimento solo para su sustento. Esto no es nada comparado con la cuestión física: Cuanto mas grande y alejado del tamaño normal este un gigante mas difícil será para nuestro sentido común creer que dichos seres son posibles... algo nos dice que hay algo que no encaja en lo de tener un gigante de 30 metros detrás de nuestro personaje intentando aplastarlo.

Problemas de peso

Al conceptualizar a un personaje gigante, es muy facil olvidar que son físicamente imposibles: El problema es ya un clásico, sobre todo para gente como yo fanática de los mechas y demás ingenios por el estilo.

La intuición nos dice que si mágicamente un cuerpo humano dobla su estatura, también doblará su peso, pero realmente si doblamos la altura de un sujeto, su volumen y por tanto su peso aumentará ocho veces. Esto es así porque la longitud tiene una sola dimensión (alto) pero el volumen tiene tres dimensiones (altura, anchura y profundidad) y las tres se han doblado.

titan3Esto lleva a que si a un elfo canijito de 2 metros y 75 kilos se le tirara un hechizo de agrandar y se pusiera en 4 metros, pasaría a pesar 600 kilos. Si lo volvemos a agrandar, ahora medirá 8 metros y pesará 4.800 kilos, o sea, casi 5 toneladas.

Los mechas, titanes despellejados y gigantes de las tormentas varios no suelen medir solo 8 metros (eso solo es la altura de una casa de dos o tres plantas). Una nueva duplicación para dejar a nuestro elfo en 16 metros hará que pese 38.400 kilos, o sea: casi 40 toneladas, y a partir de la cuarta duplicación es mejor que nos olvidemos del peso porque es a todas luces imposible que un humanoide de 30 metros con huesos y carne pese 300 ó 400 toneladas y no se derrumbe bajo su propio peso, ya no digo saltar muros o luchar.

Hay cuestiones biológicas y médicas que ya dificultan o impiden que el diseño del cuerpo humano sea factible a esa escala (imaginad que sistema circulatorio debería tener un gigante para alimentar 30 toneladas de carne continuamente, o de que debería estar hecha su columna vertebral para aguantarlo todo).

Cómo convertir tus zapatos en cuchillas

Dejemos aparte la cuestión biológica… Todo cuerpo humano se sostiene en las plantas de sus pies, o si se prefiere, en la suela de sus zapatos. Lo que ocupa una suela de zapato no es ni una longitud ni un volumen, es una superficie de dos dimensiones, o dicho de otra forma, un área.

Las áreas tienen un ancho y un alto, al duplicar el tamaño del gigante, duplicamos el ancho y el largo de sus zapatos, por lo que las suelas ahora ocuparan cuatro veces mas superficie que antes.

El peso de un gigante de 4 metros ha aumentado 8 veces, pero las suelas de sus zapatos solo aumentaron 4 veces, usando un poco de razonamiento veremos que el gigante ahora "aplasta" el suelo el doble de duro que antes, o dicho de forma mas adecuada, la presión ejercida por sus pies sobre el suelo se ha duplicado.

elfo-gigante  Si tomamos el gigante de 8 metros, su peso aumenta 64 veces, y su superficie de apoyo solo 16 veces, por lo que la presión sobre el suelo aumentó 4 veces respecto al cuerpo de estatura normal. Cálculos análogos se pueden hacer para los gigantes de 16 ó 32 metros, descubriendo que la presión que ejercen sobre el suelo aumenta alarmantemente conforme más grande es.

Esto quiere decir que un elfo gigante de 30 metros ejerce la misma presión sobre el suelo que más de una docena de elfos unos encima de otros sostenidos solo por los pies del que toca el suelo... la ménage élfica parece divertida (elfos pervertidos...) pero no parece algo muy estable para correr, saltar o pasear por una cuerda floja.

Esta presión sobre el suelo es el principal obstáculo a construir vehículos gigantes: Llega un momento que el vehículo no puede transitar porque va dejando surcos en el suelo, ya no digamos un diseño con tan poca superficie de apoyo como el humano. Los gigantes por física deberían ir haciendo agujeros por donde quiera que pisaran: reventando suelos y cayendo por falta de superficie de apoyo. Podría ser posible tener gigantes "pequeñitos" de 4 o 5 metros tal vez, pero cuanto mas aumentemos la escala (10, 50, 100 metros) mas imposible es que una forma de vida de ese tamaño pudiera tener un diseño humanoide.

Volviendo a la magia

¿Esto quiere decir que no debemos usar gigantes en nuestras partidas?

Por supuesto que no, que sepamos la imposibilidad de algo no quiere decir ni mucho menos que no podamos soñar con ello. Recordar que al fin y al cabo en el rol todo es…

magia

 


Otro de mis viejos artículos revisado y resubido, el original está aqui.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada