(D&D) Magia Visceral (I)

blog003Una idea algo loca que se me acaba de ocurrir... La magia visceral seria magia donde el componente material son partes del propio cuerpo del mago o de otros sujetos expuestos a su magia. El mago trabaja con sangre, huesos, tejidos o fluidos varios y estos se transforman en manifestaciones mágicas.

Este sistema puede ser algo desagradable de imaginar, pero en eso esta precisamente su gracia. Imagina por ejemplo que para hacer un conjuro de grasa el mago tiene que echar sus propios vómitos al suelo, o para hacer un sirviente invisible expulsarlo de su boca como un sonoro erupto. Siempre hay que buscar el impacto visual y la "cara de asco" en la reacción de los jugadores.

De acuerdo, un jugador normalito no va a querer llevar un mago que lanza bolas de fuego por el culo (al menos no en una partida seria). La idea es no caer en la vulgaridad: hacerse un corte en una mano, lanzar un chorro de sangre y que se transforme en un elemental de sangre mola, explotarse un grano y conseguir legamos de pus ya suena mas escatológico (pero siempre puedes decir que en lugar de granos son pustulas supurantes que el mago tiene por el cuerpo).

El sistema parece mas adecuado para los oponentes de los personajes que para ellos mismos. Imagínate un chamán goblin que en lugar de tener el tan manido bola de fuego, lo que hace es que sus seguidores exploten en un caos de sangre y vísceras que provoca daño de área. Mecánicamente el efecto es el mismo (aparte de reventar algo de carne de cañón) pero para tus jugadores el chamán parecerá mucho mas malvado, temible y enfermizo (además de asqueroso)...

Quien puede usar magia visceral

Magia Arcana.- Este tipo de magia parece mas adecuado para hechiceros (talento innato puro) antes que para estudiosos de la magia, es algo parecido a un hechicero de la sangre (un tipo de usuario de la magia presentado por Monte Cook en uno de sus suplementos) pero visto de forma mas general. Los hechiceros viscerales tenderán mas a tener conjuros que usen las propias partes de su cuerpo antes que las de los demás (por aquello de que la magia corre por sus venas). Para los magos tradicionales también hay posibilidades, sobre todo magos necrománticos malvados que estudian magia negra de la chunga.

blog004 Magia Divina.- En caso de magia divina, el candidato mas propicio son sacerdotes de deidades oscuras y malvadas, seres que quieren destruir el mundo, enemigos de la vida, primigenios lovecraftianos varios. Aquí entra tanto el Jefe Sectario adorador de Nyarcantropep el Impronunciable (prototipo de sacerdote malvado pero civilizado) como el chamán bárbaro de alguna tribu atrasada en el culo del mundo que adora el aspecto mas visceral de la naturaleza. Los conjuros divinos se centraran mas en la canalización del poder de la Deidad Oscura y como esta se manifiesta en sus adoradores (vamos, usar las partes del cuerpo de otros).

Que conjuros pueden usarse

La variedad, numero de conjuros y accesibilidad a estos será similar a la de los usuarios de magia mas normal y corriente, pero cada conjuro cambia sus componentes materiales por fluidos orgánicos o incluso órganos completos. En general cuanto mas difícil sea de conseguir un componente o mas poderoso sea el conjuro, mas difícil de conseguir será la cantidad de materia prima a usar. Esta claro que si para lanzar un conjuro de nivel 9 se necesita un hígado humano completo, el lanzador no puede usar el suyo, pero para eso están los "donantes" que amablemente te cederán el suyo.

Esto ultimo lleva a que un hechicero visceral será posiblemente de alineamiento malvado, o va a tener difícil el ir por ahí lanzando conjuros todo el rato.

Cambios en los conjuros

Cambiando los nombres

El nombre de un conjuro es importante, es el primer referente que un jugador va a tener a la hora de imaginarse el efecto de un conjuro. Una bola de fuego te hace imaginar calor, llamas, el color rojo y daños por quemaduras, una bola de frío o bola del caos mecánicamente podrá ser lo mismo, pero el cambio de nombre cambia totalmente la forma de imaginar el conjuro.

Un recurso que puede usarse a la hora de crear una lista de conjuros viscerales, es cambiar los nombres de los conjuros tradicionales por otros que suenen mas... viscerales. Esto le da un saborcillo a los conjuros viscerales que no pueden conseguir con los nombres tradicionales. El inconveniente es lo confuso que puede llegar a ser el tener una lista de conjuros llena de nombres escatológicos donde no sabes que hace cada conjuro en realidad.
Cinco formas de modificar los nombres de los conjuros
  • Dejar los nombres tal como están. Lo mas sencillo, sobre todo si la lista de conjuros solo la va a usar el master. (Bola de fuego, Telaraña, Incontrolable risa de Tasha)
  • Añadir la palabra "visceral" en el nombre del conjuro. (Bola de fuego visceral, Telaraña visceral, Visceral risa de Tasha)
  • Cambiar el nombre del conjuro, pero que suene parecido al conjuro original y nos recuerde a este. Así no tenemos que buscar a que conjuro equivale. (Bola de vísceras, Telar de sangre, Retorcijones viscerales de Tasha)
  • Cambiar todo el nombre del conjuro tal que no tenga nada que ver con el nombre original. Lo mas atractivo, pero también lo mas problemático. (Sacrificio del Mártir, Vísceras pegajosas , Estertores del moribundo)
  • Lo mismo que el anterior, pero especificando entre paréntesis a que conjuro equivale. (Sacrificio del Mártir [bola de fuego], Vísceras pegajosas [telaraña], Estertores del moribundo [Incontrolable risa de Tasha]);


blog001

Cambiando los efectos narrativos

No solo es cambiar los componentes de conjuro: en mis partidas procuro que la "descripción narrativa" de la ejecución de un conjuro sea tan importante como sus consecuencias mecánicas: Una bola de fuego no se reduce a lanzar TS's y dados de daño: hay que describir como todo se prende alrededor, como la piel arde y hay un boom en plan hollywood... un conjuro de telaraña queda mucho mas espectacular si se forma detrás del lanzador una silueta de araña fantasmal que mueve los brazos a la par que él y va condensando las telarañas... este tema merece un posible y futuro articulo donde tratarlo con mas detalle.

Por el momento, la idea es aplicar ese efectismo y describir los conjuros tal que los jugadores sientan repugnancia, o al menos algo de asco cuando el conjuro es llevado a cabo. Con imaginación cualquier conjuro puede convertirse en un conjuro visceral.

Dos ejemplos distintos de
como modificar el mismo conjuro


Telaraña visceral.- Equivalente a un telaraña, el mago realiza cortes en las palmas de las manos y lanza chorros de sangre hacia delante, la sangre va dejando un rastro en el aire que se solidifica y forma hebras rojas que tienen el mismo impacto mecánico que la version normal del conjuro.

Visceras pegajoras.- El mago se concentra sobre uno de sus lacayos y este comienza hincharse como un globo y a flotar levemente en el aire. Al final del asalto, el objetivo explota como una burbuja de chicle, dejandolo todo a su alrededor perdido de visceras y tripas, que tendran un efecto similar a un telaraña.


Cambios mecánicos

A veces habrá que hacer pequeños cambios mecánicos en los conjuros para aumentar su atractivo. Por ejemplo bola de vísceras, es un conjuro de bola de fuego modificado que funciona igual que una bola de fuego normal y corriente (área de efecto, alcance, dados de daño). Sin embargo, dado que las vísceras tienen que salir de algún lado, vamos a añadirle la condición de que se debe lanzar sobre una criatura que se halle dentro del alcance, esta criatura explotara y hará daño de área a su alrededor.

blog002Dejar el conjuro así lo hace demasiado poderoso (imagínate lanzarle el conjuro al líder del grupo, te lo cargas y encima haces daño a sus colegas), así que debemos añadirle alguna limitación más: para que el conjuro no pueda usarse contra los propios PJ's por parte de un mago malvado, el conjuro solo funciona si el objetivo es seguidor ferviente de la Deidad Oscura, o esta Vinculado de alguna forma al lanzador de conjuros. Con esto conseguimos que el conjuro sea equiparable a bola de fuego, y ademas dejamos claro que solo pueden usarlo pnj's magos malvados que tienen un montón de carne de cañón disponible para sacrificar.

De hecho, el concepto de "vinculo" o "adorador" va a aparecer tanto en este tipo de magia que precisa detallarse mas.

Componentes materiales

En lo referente a componentes materiales, la idea es eliminar la necesidad de ir recolectando alas de ninfa y caca de murciélago en celo. La sangre, las tripas, los ojos... suenan mas acorde con el espíritu de la magia visceral.

Tiene que ir el mago visceral con un saco lleno de tripas, hígados y vísceras? No. Aparte de que es asqueroso, es poco practico... digamos que los componentes a usar tienen que ser frescos (recién muertos) o estar aun vivos.

Conjuros personales y componentes materiales

En los conjuros personales es el propio mago el que tiene que poner partes de su cuerpo como componente material, así que la disponibilidad de materia prima esta asegurada. Sin embargo cuando se usa una parte del cuerpo como componente material, se puede sufrir un daño en puntos de vida por parte del mago: Si lanzas una telaraña hecha con tu propia sangre, es normal que te cueste puntos de vida.

Al contrario que el mago de sangre de Monte Cook que tiene un coste en puntos de vida fijo por nivel del conjuro, un mago visceral puede o no tener que sacrificar puntos de vida para lanzar un conjuro (habrá algunos que no y otros que si), además es mas interesante que la cantidad a sacrificar sea aleatoria antes que fija (o sea, lanzar dados de daño). Así el mago visceral nunca estará seguro de cuanto le va a costar lanzar el conjuro.

El coste en puntos de vida debe especificarse por parte del master en cada conjuro a la hora de diseñarlo. En general si se necesitan componentes materiales sin importancia, se precisaran 1D4 de daño como mucho, si es algo mas serio pueden pedirse 1D6, 1D8, 2D6 o incluso 1D4 o 1D6 por nivel de conjuro a lanzar.
Efectos físicos en el objetivo

Cuando la magia visceral se usa sobre otros sujetos (el que pone las tripas es otro), tiene como componentes materiales el cuerpo de dicho sujeto, o partes del mismo. Mecánicamente hablando, el objetivo/víctima del conjuro perderá puntos de vida, deberá hacer tiradas de salvación, o simplemente explotará como una chinche y morirá horriblemente.

Otras veces el efecto no será tan dañino: hacer crecer las uñas de un aliado hasta que sean garras, añadirle mas brazos, doblar su estatura o darle mas fuerza... Eso no matara al objetivo aunque puede suponerle gasto en puntos de vida o como mínimo una tirada de salvación para aceptar la alteración corporal.

Todo eso debe especificarse en la descripción del conjuro a la hora de diseñarlo.
(continuará...)

3 comentarios:

  1. Para david:

    Si, definitivamente el concepto de "magia de mollejas" no es muy original (es lo primero que me ha dicho mi mujer al leer el articulo), yo mismo estaba pensando en los Tzimize y su visicitud de MdT, transladar la mezcla entre repugnancia y libertad etica total que da este tipo de poderes era mi intencion, mezclado con la parafernalia tipica de D&D.

    Tengo que terminar el articulo aunque no se muy bien que mas poner... lo que es un vinculado y un adorador, y ejemplos de conjuros supongo, ya se me ocurria algo.

    ResponderEliminar
  2. Hola de nuevo.

    He estado echando un vistazo a este articulo y tengo que decirte que me ha parecido muy interesante. Tiene una idea muy original y que puede dar un juego (de ambientacion sobre todo) muy interesante. Es bueno poder pasarme por aqui alguna vez y ver cosas de este tipo.

    El unico (gran) problema que le veo es que te has vendido. Te has vendido al dungeon y yo espero mucho mas de ti. Encaminas el articulo a un juego determinado cuando puede dar para mucho mas. Vamos, ahora mismo estoy con una campaña de Shadowrun y se podria usar perfectamente en ella. O en cualquier juego con un poco de magia y fantasia (alguno habra, ¿no?).

    Pero bueno, lo cortes no quita lo valiente y el articulo se sustenta bastante bien por si mismo e, incluso, da para mucho mas. En tiempos de sequia, es bueno que haya cosas como esta.

    De camino decirte ogrito de mi corazon que me esta gustando mucho el diseño de la pagina. Genial. Seguro que te ha ayudado la ogrita, ¿a que si?

    A ver si nos vemos pronto. Mientras tanto, un saludo de mi parte... y por si no sabes quien soy aun despues de mostrarte mi prosa maravillosa...

    Un cordial saludo de LezMasquias a.k.a. David.

    ResponderEliminar
  3. jeje, hola David (Lezmaquias) me alegro de verte :)

    Que te puedo decir,,, que tienes razón :P Me vendi al dungeon, ains.

    Tu me conociste ya en mi epoca "paranoya" donde inventaba cosas generalistas para jugar sin sistema determinado, ultimamente estoy volviendo a mis raices dungeoneras (tal vez una involución?). Llevo meses leyendo cosas de dungeons y pensando en volver a hacer una campaña de esas kilometricas de las que hacia en mis inicios.

    Tienes razón, podría haber planteado el artículo de forma mas generalista,, pero D&D tiene eso, que como te metas dentro ya no te acuerdas de nada mas (algo similar a lo que le pasa a los vampireros). Prometo hacer el intento de añadir un anexo al menos planteando el sistema de forma mas generalista, ya que tengo pendiente hacer una segunda parte del artículo.

    Perenzal, el oficialismo es un mal endemico en el rol, sobre todo en juegos tan dependientes del material publicado como es el D&D. Te aseguro que si esos DJ's que dices vieran esto publicado en un libro de tapa dura que les hubiese costado 40 euros y firmado por alguna vieja gloria del D&D, estarían encantados :P

    Bienvenido al blog, pasate y comenta cuanto quieras.

    ResponderEliminar